AGROHACKATON. Concurso para el desarrollo de soluciones tecnológicas innovadoras aplicadas al sector agroalimentario

Loading Map....

Fecha/Hora
Date(s) - 26/10/2017 - 28/10/2017
Todo el día

Ubicación
Palacio de la Merced (Diputación de Córdoba)

Categorías


Concurso para el desarrollo de soluciones tecnológicas que respondan a retos ofrecidos por empresas del sector agroalimentario.

Participarán 8 equipos con un número de 4-6 miembros por equipo. Los participantes, seleccionados entre los equipos inscritos, deberán acreditar unos conocimientos básicos descritos en las bases, y procederán de diversas universidades, centros tecnológicos o empresas.

Los participantes contarán con un programa previo de capacitación para participar en la fase final de la competición. La competición se dota de premios a las mejores soluciones.

Se acreditará la participación y el aprovechamiento en el Agrohackaton para su potencial reconocimiento curricular por parte de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba.

Para aquellos participantes no residentes en Córdoba se dotarán los medios para compensar los gastos de desplazamiento (viaje y alojamiento).

Todos los participantes que finalicen la competición y presenten una solución al reto propuesto, recibirán un diploma acreditativo de participación emitido por los organizadores y con validez para posterior reconocimiento curricular.

El equipo ganador recibirá un premio valorado en 1.000 €.

Gracias a la colaboración de la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), el equipo ganador será invitado a participar en la conferencia final de la Era Net ICT AGRI 2 el 24/11/17 en Copenhague (Dinamarca).

Retos Propuestos

1. En busca de la rentabilidad del almendro.

Las estadísticas de población en los últimos años hablan de éxodo rural en España. Los núcleos pequeños se vacían y crecen las grandes ciudades. El campo se va abandonando.

Muchas causas se podrían enunciar para explicar este comportamiento. Entre ellas, la difícil rentabilidad en algunos casos del negocio de la agricultura.

En este contexto se enmarca el reciente boom de superficie dedicada al cultivo de almendras, explicable por el alto precio (que ha llegado a alcanzar los 8 euros por kilo en pepita pelada), y que nos hace preguntarnos: ¿aguantará la demanda, frente a tanta oferta generada por las nuevas inversiones en plantaciones?

2. Hacia una protección de los cultivos más eficaz.

FAO estima que entre el 20 y 40% de las mermas en el rendimiento de los cultivos se deben a problemas de sanidad vegetal: plagas, enfermedades…Las plantas “rinden” menos si les afecta un problema. Es así de simple.

Y así de complejo. Porque para una gestión sanitaria adecuada y anticipada hay que considerar varios elementos: condiciones climáticas adecuadas para el desarrollo del patógeno, presencia del patógeno en la planta, cultivo sensible al ataque del patógeno.

Las decisiones sobre sanidad de los cultivos suelen centrarse en calendarios de aplicación, aplicaciones preventivas, o tratamientos de choque. No obstante, el objetivo quizá debería ser una detección precoz, un correcto diagnóstico (valorando el umbral económico para la opción de tratar o no tratar) y la recomendación de tratamiento adecuada: que estudie el producto y su dosis recomendable.

3. Riego inteligente, mediante sensorización remota y próxima.

La decisión de riego en un clima semiárido (como puede ser el de gran parte de la península ibérica) es determinante. Los costos de agua, la necesidad real de regar las plantas para lograr altos rendimientos sitúan el riego entre las prioridades de un buen gestor agrícola.

¿Cual es la problemática? Quizá se trate del sistema de riego, como condicionante claro de la dosis. Quizá se trate de la variabilidad intra parcela, condicionada por un sistema de riego no siempre óptimo en su dimensionamiento.

Las plantas, como los hijos, tienen unas necesidades diferentes. ¿A qué hijo no le voy a dar lo que necesita? Y a esto se suma el coste considerable de una inversión en regadío. No se trata sólo del coste de instalación sino el mantenimiento, y sus demandas energéticas para regar.

4. Las decisiones de cultivo que afectan al desarrollo.

¿Cómo hacer el proceso de cultivo más sencillo? ¿Cómo lograr simplificar la agricultura? ¿Cómo ayudar a facilitar la vida de los agricultores? Son las preguntas que inspiran los sistemas de apoyo a la toma de decisiones.

Necesidades de producir más alimentos con menos recursos. Mercado volátil y exigente. Cambio climático y su impacto en los rendimientos.

Ante este panorama, el agricultor agradece cualquier tecnología que le suponga una simplificación real. Son muchas las variables que afectan a un cultivo, sin embargo, por falta de tiempo y herramientas suficientemente eficientes, los agricultores no suelen manejarlas de forma adecuada.

Es un reto por tanto plantear un sistema de recomendación de decisiones. Son muchas las variables que afectan a la rentabilidad del cultivo, sin embargo, por falta de tiempo y de herramientas suficientemente eficientes, los agricultores no suelen manejárlas de forma adecuada.

¿Te interesa participar en el Agrohackathon? ¡Entonces inscríbete aquí!